viernes, 13 de febrero de 2009

Esperanza.


- Hey niño, ¿por que lloras?.
- No te interesa mujer, vete.
- ¿Como no me va a interesar? Te he visto en los pasillos de esta escuela y tienes una personalidad hermosa niño, no pareces de llorar por nada. ¿Como te llamas?.
- Tom
- Lindo nombre Tom. Yo me llamo Luz. Y dime, ¿que te ha pasado?.

La niña se sentó en el piso junto al niño. Este levantó la mirada del asfalto donde miraba la lluvia caer y miró la cara de la niña. Un escalofrio emocionante corrio por su estomago cuando vio la sonrisa y la preocupacion en los ojos de la niña.

- Amm. - siguió Tom confundido y resignado - me han dejado Luz, me encuentro solo. - suspiró.
- No te creo. Estoy aquí, estoy contigo. Mirá - y tomo la mano de Tom poniendosela en su pecho - ¿escuchas los lastidos?. Estoy viva, soy real y estoy contigo.
El niño se sonrojo rapidamente al sentir tanta felicidad proveniente de esa niña. Sonrió y le miró a los ojos durante un par de segundos, hasta que recordó la causa del porque lloraba. Sacudió su cabeza y volvio a mirar la lluvia caer entre sus lagrimas.

- Si, pero... ¿que mas da?. No soy feliz, no puedo serlo sin algunas personas. Nada importa ahora.
- Aii Tom, no digas eso. Nunca mas lo digas !! - lo retó.

El niño se quedo perpelejo mirando como la niña simulaba un enfado contra el.

- La felicidad no depende de una persona, - prosiguió la niña - ni de diez, ni de cien. La felicidad no depende de las personas, si no de los sentimientos. Cuando buscamos a alguien, no lo buscamos en cuerpo, buscamos lo que nos hacen sentir. Y hay miles de personas mas que nos pueden hacer sentir igual. Y cuando encuentres la persona que cuando te hace sentir asi, y lo hace de una manera especial, esa persona, esa es la que quedara contigo para siempre, porque debe sentir lo mismo por ti.
- Puede ser cierto ...
- Lo es Tom, lo es. Que te valga poco y nada cuando alguien te abandona, es porque no te merece. Y debes pensar que hay algo mejor alli afuera. La felicidad se puede crear tan facil Tom, solo debes tener esperanza en ti, en tu alrededor, y en que el futuro va a ser mejor. Tu puedes crear e imaginarlo todo color de rosa. Mira, ¿no lo ves alli? hay un arcoiris zurcando el cielo y duendes usandolo de tobogan....

La niña se encontraba mirando el cielo como si estubiera perdida, soñando, mientras Tom intenba seguir con la mirada lo que ella veia con confucion.

- Alli no hay nada niña loca.
- Sere loca, pero asi soy feliz. Intentalo, abré tu mente y tu corazon. Abré la caja de colores, comienza a pintar el cielo y a agregarles dulces voladores. Debes..
- YAA LOS VEEEO. - Dijo Tom levantandose de su lugar con cara de asombro. - estoy volando niña, estoy volando.
- Y yo estoy contigo Tom, te tengo de la mano y estamos volando juntos. Estamos soñando, y somos felices.
- Si, soy feliz. - y Tom dejo de mirar el cielo y de imaginar para mirar a la niña, que le devolvio la mirada, y la abrazó - Gracias Luz, tu eres mi esperanza.

2 comentarios:

  1. ¡Qué historia tan bonita!
    Me ha encantado, te ha quedado perfecta.
    Besos

    ResponderEliminar